¿Qué es una CONCESION MINERA?


El Código de Minería, en su artículo 2° conceptualiza concesión como la

Autorización que otorga el Poder Ejecutivo mediante la Dirección de Geología y Minas por determinado período, según el caso, la cual le otorga al peticionario un derecho real limitado para explotar o extraer los minerales de determinada zona, transformarlos, procesarlos y disponer de ellos con fines industriales y comerciales, o le otorga el derecho exclusivo de explorar las sustancias minerales específicamente autorizadas en ella”.

El Reglamento al Código, en el artículo 4 inciso 12 define Concesión: acto jurídico de la Administración del Estado que otorga un derecho real limitado y oponible a terceros, sobre bienes públicos.

Del inciso 21 al 26 del referido artículo 4, el Reglamento define el vocablo explotación como:

Explotación: Extracción de minerales de un yacimiento de acuerdo a técnicas mineras de superficie o subterráneas.

Explotación subterránea: Se definen como las labores que incluyen los pozos (piques), chimeneas y túneles empleados para la extracción de minerales sólidos como carbón, minerales metálicos, minerales no metálicos y cristales de roca.

Explotación a cielo abierto: Son las labores empleadas para la extracción de minerales que se inician a partir de la superficie. Incluyen canteras de minerales metálicos y minerales no metálicos (como los agregados) en canteras y cauces de dominio público.

Agregados

Explotación Conjunta: minado realizado para la ejecución de las labores de explotación, dentro de una concesión por parte del titular y un tercero debidamente aprobado por la Dirección de Geología y Minas.

Explotación Indirecta: minado realizado para la ejecución de las labores de explotación, dentro de una concesión minera por parte de una persona física o jurídica distinta del titular legitimado para ello.”

También se define el término extracción como:

Extracción Manual o Artesanal: Es la realizada con ayuda de herramientas tales como pico, pala, barra y otra similar, siempre que el volumen de material extraído no exceda a 10 metros cúbicos por día por persona. D.E. 29677-MINAE.

Extracción Mecanizada: La que se lleva a cabo con maquinaria, tales como cargador, tractor, draga, retroexcavador u otras”.

© Jose Fuente | Dreamstime Stock Photos
En la foto: Maquinaria moderna que se utiliza en extracción de agregados.

Maquinaria moderna--Dreamstime Stock Photos

Muchos llaman al Código de Minería de 1982 el “Código del Oro”, por ser esta actividad la prevaleciente en Costa Rica cuando se dictó este código. Las reformas parciales que se le han ido agregando son acerca de actividades primordialmente de explotación, como el Título V de los Cauces de Dominio Público.

Recurriendo a las definiciones que contiene el Reglamento al Código de Minería, Decreto Ejecutivo 29300-MINAE, en el artículo 4. 6, se define cantera como: “lugar natural donde se realiza la explotación para producción de áridos destinados a la construcción, a la agricultura o a la industria”, eso nos obliga a buscar la definición de árido contenida en el mismo artículo 4 el que en el punto 3 indica: “Árido roca que por su contenido mineral no se considera mena” y en el punto 33 del citado artículo 4 se define mena como Mena comoUn agregado natural de uno o más minerales sólidos los cuales pueden ser minados, o de los cuales uno o más productos minerales pueden ser extraídos, con un beneficio o provecho económico”.

Como puede observarse, no es en las definiciones donde vamos a encontrar la realidad de la legislación minera. Es preciso comprender mejor el tratamiento que las leyes dan a las canteras y a los cauces de dominio público, donde se obtienen los agregados.

El Título VI contiene sólo dos artículos. El artículo 40 que establece “…Las canteras se considerarán parte integrante del terreno donde se encuentren. Podrán ser objeto de solicitud de concesión para explotar, por parte de personas físicas o jurídicas que ofrezcan la seguridad de que sus productos serán usados industrialmente, o de titulares de concesión de una mina, cuando el producto de la cantera vaya a ser utilizado dentro de la concesión misma, en los trabajos de construcción de la mina y sus dependencias.


Sin embargo, no se tramitará la solicitud en los siguientes casos:
a) Si la cantera está en explotación legalmente autorizada.
b) Si el dueño de los terrenos donde se encuentra la cantera decide explotarla personalmente o por medio de un tercero, salvo lo dispuesto en el inciso precedente.

El Poder Ejecutivo reglamentará la explotación de las canteras, así como las medidas de seguridad pertinentes. La información y las formas de trabajo quedarán sujetas a la presente Ley y su Reglamento….”.

En el año 2002, con la reforma parcial realizada por ley 8246, se regula en el Código lo relativo a la explotación de materiales en cauces de dominio público, antes de esa reforma todo lo que concernía a esta modalidad de explotación estaba regulada por decreto ejecutivo.

Ahora bien, los materiales que se extraen de una cantera o de un cauce de dominio público son los conocidos como agregados, que son la base del desarrollo de la infraestructura nacional además de otros usos. Esos materiales son imprescindibles para el sector público (municipalidades, instituciones autónomas, CONAVI, MOPT) y para el sector privado: para la construcción y mantenimiento de la red vial nacional y municipal, para la construcción de viviendas, comercios, puertos, centros de educación públicos y privados, canales de riego, hoteles, hospitales, iglesias, aceras, en fin, todo lo que signifique desarrollo de un país.

Desde la promulgación del Código de Minería vigente, en el año 1982 y hasta 1989, los órganos del Estado (ministerios y municipalidades), extraían materiales sin ningún control técnico geológico ni ambiental. Ni siquiera estaban obligados a obtener una autorización; durante esa época, normalmente era el MOPT el que, con su propia maquinaria, realizaba labores de mantenimiento y construcción de la red vial.

Con la creación y proliferación de empresas constructoras, aunado a que la ley de contratación administrativa permitió que esas empresas contrataran obras para el Estado, se debió reglamentar las autorizaciones a esas empresas contratistas para la extracción y procesamiento de los materiales que se utilizan en las obras, pues el Estado -en la mayoría de los casos- asume la obligación de suministrar los materiales. Ya para el año 1995, con la reforma del artículo 50 de la Constitución que eleva a rango constitucional el principio precautorio en materia ambiental y con la emisión de la Ley Orgánica del Ambiente (LOA), se hace necesario, para el Estado, reglamentar en forma más detallada la actividad de una empresa privada construyendo obra pública. Además, la Sala Constitucional ha sido tajante en cuanto a que, tratándose de recursos naturales, se debe ser restrictivo en cuanto a su disposición. Más adelante se analizan las diversas opciones que la normativa prevé para extracción o explotación de materiales para obra pública.

About Author: anacristinamix

Comments are closed.